BIOLATINA
 
 

CERTIFICACIÓN NACIONAL

 

La certificación nacional en América Latina ha surgido con el esfuerzo propio y personal de pequeñas empresas certificadoras o de sus integrantes que han ido retomando experiencias positivas y entendiendo de las experiencias fallidas y/o negativas de la certificación de productos, con el fin de mejorar la prestación de servicios de manera objetiva y confiable. A lo largo de una década se ha logrado tener un sistema de certificación de calidad:

  1. Adaptado a la realidad Latinoamericana
  2. Aceptado internacionalmente
Garantizando a los consumidores que la calidad ecológica de los productos corresponda a la realidad. La calidad de trabajo de inspección y certificación, tanto en campo como en oficina ha recibido un merecido reconocimiento por parte de los principales actores de los mercados de producción ecológica, incluidos los nichos de mercado.
El sistema de certificación ha sido adaptado a la realidad latinoamericana (idiosincrasia cultural y ancestral) conservando la evaluación objetiva de la realidad
en el cumplimiento normativo.

 

Durante todos estos años ha propiciado el acceso de pequeños productores mediante la institucionalización del Sistema Interno de Control (SIC) y el sistema de muestreo en las inspecciones, propiciando la promoción del sistema de producción ecológica latinoamericano.

La confiabilidad que ha recibido la certificación nacional por parte de los agricultores ha propiciado el desarrollo y la promoción de la agricultura ecológica en Latinoamérica.

El Sistema Interno de Control como herramienta indispensable para logar la certificación de grupos de pequeños productores ha conseguido la aceptación de las autoridades de los mercados de exportación. La certificación nacional latinoamericana esta sirviendo de modelo para el desarrollo de la certificación de productos en otros países y continentes.

El constante crecimiento de las certificadoras nacionales y de BIO LATINA ha generado puestos de trabajo para profesionales locales y el merecido reconocimiento de su cualificación.

La integración de las certificadoras nacionales esta logrando el fortalecimiento de la certificación de productos ecológicos y de otras certificaciones afines (social, amigable a las aves etc.).

Uno de los aspectos mas importantes que trae la certificación nacional para Latinoamérica es el Impulso al desarrollo de la agricultura ecológica y reinversión de todo el capital in situ.